domingo, 27 de marzo de 2011

Pretérito

El universo parecía infinito, millones de posibilidades,
Las llamas del sol rozaban los dedos,
La armonía fluía en un equilibrio eterno.
Todo pretérito. Pasado que devora
Como el olvido al tiempo.

El pasado se consume;
Nada quema, nada deja.
Lo pasado desaparece,
El olvido arranca sus últimas huellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada